Protocolo por el cuidado de la Casa Común

CUIDEMOS NUESTRA CASA COMÚN – Radialistas

¿Qué tipo de mundo queremos dejar a los que nos sucedan?… LS (160)


PROTOCOLO 2020

Introducción

El Papa Francisco a través de su Encíclica Laudato SI’ resalta el vínculo entre dignidad, desarrollo y ecología humana. Nos hace un llamado a entablar un diálogo sobre la Casa Común, nos exhorta a cambiar nuestras actitudes y las relaciones interpersonales.

En el marco de la Planificación Estratégica Institucional el Programa Medio Ambiente y Ecología Integral basados en uno de los lineamientos institucionales relacionado al Cuidado de la Creación del ser humano, de los demás seres vivos, del medio ambiente y de los recursos naturales; a la luz de la Laudato Si’ `, las Cartas Pastorales de “Tierra”, “Agua” y “Medio Ambiente”, propone la toma de acciones en cuanto a: “El cuidado de la Creación, desde una dimensión integral que busca un cambio del modelo de vida, construir una ecología integral respetuosa y en armonía con la casa Común, mediante acciones de sensibilización, información e incidencia con la sociedad y el propio Estado”[1].

El Protocolo “Por el Cuidado de la Casa Común” propuesto, define buenas prácticas y cambio de conducta laboral y personal, desde el interior de la Pastoral Social Cáritas Bolivia asumiendo así el llamado del Papa Francisco a Cuidar la Creación desde el punto de vista integral tomando en cuenta no solo el tema Medio Ambiental sino a todo ser vivo parte de la Creación, así mismo propone las buenas relaciones interpersonales basados en la dignidad de la persona.

[1] Plan Estratégico Institucional 2019-2024

Objetivos

Promover el Cuidado de la Creación en el marco de una Ecología Integral a través de buenas prácticas para la toma de conciencia desde las unidades y secciones de Pastoral Social Cáritas Bolivia.

Ámbito de aplicación

El presente Protocolo se aplica al interior de la Institución siendo los colaboradores Pastorales, responsables de dar cumplimiento a cada uno de los numerales descritos en el punto cuatro.

Lineamientos para mejora institucional

Ahorro de energía: 

Los Colaboradores Pastorales al momento de culminar la jornada laboral deberán apagar, luces, equipos y artefactos que estén encendidos alrededor suyo, cada colaborador será responsable de su área de trabajo.
Asimismo, se solicita el uso adecuado del ascensor, fotocopiadoras y luces comunes en el marco del ahorro de la energía.

“Mientras no haya un amplio desarrollo de energías renovables, que deberían estar ya en marcha, es legítimo optar por lo menos malo o acudir a soluciones transitorias. …” (L.S. 165)

Cuidado del agua: 

Los Colaboradores Pastorales son responsables del uso adecuado y responsable del agua. Es obligación de todo Colaborador Pastoral el cierre de grifos, en caso de notarse una fuga deberá informar inmediatamente a la Unidad de Administración y Sostenibilidad para el arreglo inmediato.

El Agua potable y limpia representa una cuestión de primera importancia, porque es indispensable para la vida humana y para sustentar los ecosistemas terrestres y acuáticos” (L.S. 28)

Uso de plásticos: 

Considerando el horario laboral continuo los Colaboradores Pastorales deberán evitar el uso de todo utensilio y material plásticos que sea desechable y dañe al medio ambiente, en todo momento, sobre todo en el compartir los alimentos.

El Agua potable y limpia representa una cuestión de primera importancia, porque es indispensable para la vida humana y para sustentar los ecosistemas terrestres y acuáticos” (L.S. 28)

Reducir, reciclar, reutilizar: 

Reducir la cantidad de residuos que se genera en la oficina sobre todo el papel, dando nuevo uso a los mismos y/o utilizarlos para generar un nuevo producto, finalmente se establecerán lugares de acopio para su posterior venta.

“Se producen cientos de millones de toneladas de residuos por año, muchos de ellos no biodegradables … La tierra, nuestra casa parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería” (L.S. 21)

Limpieza del espacio personal: 

Mantener limpio y ordenado el espacio designado para el desarrollo de las funciones, conservando y atendiendo debidamente la/as planta/s de su espacio de trabajo, el orden de su escritorio y la observancia de los lugares comunes

“El cambio es algo deseable, pero se vuelve preocupante cuando se convierte en deterioro del mundo y de la calidad de vida de gran parte de la humanidad”. (L.S. 18)

Trato Digno:

Brindar un trato digno a su compañero de trabajo no debiendo influir el rango jerárquico y a toda persona que ingrese a la institución no discriminando el sexo, color, edad, origen, cultura, nacionalidad, ciudadanía, idioma, ideología, filiación política o filosófica, estado civil, condición económica, social o de salud, profesión, ocupación u oficio, grado de instrucción, discapacidad física, raza, ascendencia u origen nacional o étnico, el fin es un buen clima laboral e interpersonal.

“Muchas cosas tiene que reorientar su rumbo, pero ante todo la humanidad necesita cambiar. Hace falta la conciencia de un origen común, de una pertenencia mutua y de un futuro compartido por todos. Esta conciencia básica permitirá el desarrollo de nuevas convicciones, actitudes y formas de vida…” (L.S. 202)

Transversalidad:

El Cuidado de la Casa Común es transversal a todas las acciones de los proyectos y sus actividades deben responder a este lineamiento estratégico.

“Cuando se habla de medio ambiente, se indica particularmente una relación, la que existe entre naturaleza y la sociedad que la habita… estamos incluidos en ella, somos parte de ella y estamos interpenetrados”. (L.S. 139)

Fortalecimiento espiritual:

Promover espacios reflexivos y técnicos para fortalecer la comunión y fraternidad entre los Colaboradores Pastorales.

“Deseo reconocer, alentar y dar las gracias a todos los que, en los más variados sectores de la actividad humana, están trabajando para garantizar la protección de la casa que compartimos”. (L.S. 13)

Sanciones

Las sanciones a la inobservancia del protocolo “Por el cuidado de la Casa Común” entrarán en vigencia al momento de la notificación con el presente protocolo y serán establecidas conciencialmente y monetizadas.

“El desafío urgente de proteger nuestra Casa Común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar…” (LS. 13).

 


PROTOCOLO 2020
Si queremos la paz, cuidemos nuestra casa común