Objetivo de la Pastoral Carcelaria

INTRODUCCIÓN

La Pastoral Carcelaria es parte de la Pastoral Social Cáritas Bolivia, se encuentra dentro de la Sección de Promoción e Inclusión Social cuyo objetivo estratégico es:  “Promover el ejercicio de los derechos humanos de los adultos mayores, personas privadas de libertad, niños y adolescentes y personas con discapacidad, a través de procesos de formación y capacitación, para la incidencia pública y privada, articulando con las Pastorales Sociales Cáritas y otros grupos, redes y plataformas institucionales, a la luz del Evangelio”.

OBJETIVO GENERAL

Evangelizar para humanizar la situación de las personas privadas de libertad,  proclamando su dignidad y valor por ser hijos de Dios, siendo una tarea continua la incidencia en defensa de sus derechos humanos.

OBJETIVOS ESPECIFICOS

1. Evangelizar anunciando el amor y misericordia de Dios en los recintos carcelarios.

El apostolado que se ejerce en las cárceles es el encuentro diario con las personas que se encuentran con el espíritu flagelado y son confinados y marginados por una sociedad que los estigmatiza, estos hombres y mujeres están sometidos a pruebas duras,  donde corren el peligro de perder la fe en sí mismas, en Dios y en los demás, en medio de esta realidad, a través de la escucha de sus problemas, preocupaciones y miedos se les presenta  una la esperanza cristiana, que brota del abandono en el amor infinito de Dios, a ellos se les anuncia el Evangelio de Jesucristo y la libertad, haciendo presente la palabra de Dios que dice:

“ No quebrará la caña hecha trizas, ni apagará la mecha que todavía humea…” Mt.12, 20.

2. Promover la defensa  de los derechos fundamentales de las persona privadas de libertad.

“El amor no se alegra de lo injusto, sino que se goza en la verdad” (1 Cor. 13, 6)

Ante una crisis progresiva del sistema penitenciario que provoca el hacinamiento, la falta de condiciones de salud, educación, alimentación, que tiene como resultado la constante vulneración de derechos, la Pastoral Carcelaria mediante su voluntariado trabaja para el efectivo reconocimiento de la dignidad de las personas privadas de libertad exigiendo el respeto, defensa y la promoción de derechos humanos.

Sea cual fuera el motivo de su encarcelación, los internos e internas de un penal son seres humanos y deben ser tratados como tal.

Uno de los dones fundamentales del ser humano es que ha sido creado a imagen y semejanza de Dios, por lo que siguiendo la parábola del Buen Pastor, se va en busca de la oveja perdida, de aquel hermano o hermana que se ha extraviado y en medio de esta realidad necesita vivir la esperanza.

3. Sensibilizar a la sociedad sobre la realidad carcelaria.

“Hagamos el bien sin desanimarnos; al debido tiempo cosecharemos…., hagamos el bien a todos, y especialmente a nuestros hermanos en la fe” (Gal 6.9)

Tarea difícil pero no imposible, en muchas ocasiones este servicio es muy cuestionado y criticado, ante esta situación se trabaja en el desafío para que la sociedad y el Estado perciba y comprenda  la realidad de las personas privadas de libertad otorgándoles una oportunidad para que se desarrollen y puedan contar con alternativas laborales y educativas que permitan su real dignificación.

4. Trabajar en iniciativas de rehabilitación y programas post penitenciarias

“Por esa misma razón, el que está en Cristo es una nueva criatura nueva. Para él lo antiguo ha pasado; un mundo nuevo ha llegado” 2 Cor.5, 17

Es necesario apoyar acciones orientadas a favorecer la integración a la sociedad de las personas privadas de libertad,  tarea que requiere de programas para proporcionar al liberado, las condiciones ambientales necesarias en que vivirá después de cumplir la condena y así evitar la reincidencia.

5. Impulsar procesos de formación

“Por eso, anímense y edifíquense unos a otros, tal como lo vienen haciendo (1Tes. 5,11)

Capacitar en diferentes temáticas a los voluntarios para fortalecer sus competencias en las demandas de las personas privadas de libertad.

 

SE PARTE DE LOS VOLUNTARIOS

    SE PARTE DE LOS VOLUNTARIOS