Resultados de la COP1 – ACUERDO DE ESCAZÚ

Resultados de la COP1:

“Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe” ACUERDO DE ESCAZÚ

La Conferencia de las Partes (COP 1) del Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe -conocido como Acuerdo de Escazú- se llevó a cabo en la sede central de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Santiago de Chile del 20 al 22 de abril de 2022.
El encuentro, reunió por primera vez a autoridades y representantes oficiales de los países que ya son parte del primer tratado ambiental de la región y de otros que están en proceso de serlo, los que revisaron el estado de la implementación del Acuerdo y avance de operativización.
Entre los avances más sustantivos del primer encuentro regional de Escazú:

Se aprobaron las reglas de funcionamiento de la COP y del Comité de Aplicación y cumplimiento del Acuerdo de Escazú integrado por los países ratificantes y con una significativa participación de las organizaciones de la sociedad civil, a las que el instrumento denomina “el público”.

El público contará con un representante en la Mesa Directiva y dos miembros en la sala de las deliberaciones, constituyendo ello un verdadero hito en materia de participación de la sociedad civil en acuerdos internacionales.

Integración de los pueblos indígenas dentro del grupo de trabajo de las y los defensores ambientales cuya protección es asegurada por el tratado

Se aprobó la constitución del Comité de Cumplimiento que establece el Artículo 18 del Acuerdo, el que estará integrado por expertos independientes de los países y que serán quienes tendrán a su cargo observar el cumplimiento de las medidas que el acuerdo dispone. En tal sentido, las reglas del Comité prevén que toda persona pueda presentar peticiones sobre el posible incumplimiento de un país respecto del acuerdo.

la COP decidió conformar un grupo de trabajo para comenzar a analizar de inmediato medidas de protección efectiva para las personas defensoras del ambiente.

Se acordó realizar una reunión extraordinaria en abril de 2023 en Argentina. En tanto, se espera que la segunda reunión ordinaria de la COP del Acuerdo de Escazú se realice en abril de 2024.

Mario Cimoli y Jan Jarab, Representante Regional para América del Sur de la ACNUDH -y con la presencia virtual de Michelle Bachelet- firmaron un convenio de colaboración entre la CEPAL y la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH), mediante el cual ambas instituciones se comprometen a impulsar un enfoque de derechos humanos en la implementación efectiva del Acuerdo de Escazú, basando su cooperación en los cuatro pilares del Acuerdo: acceso a la información, a la participación, a la justicia y la protección de los defensores de derechos humanos en asuntos ambientales.

Recomendaciones:

La Declaración Política aprobada al término de la reunión, los delegados asistentes también reafirman la importancia de la cooperación y el multilateralismo para avanzar y profundizar en los esfuerzos como región para la consecución del desarrollo sostenible y la protección del medio ambiente Asimismo, advierten que las estrategias de recuperación económica y social de las consecuencias de la pandemia de COVID-19 y la superación de la crisis ambiental deben considerar la sostenibilidad como uno de sus elementos centrales, y deben estar guiadas por un objetivo de desarrollo más inclusivo, de aceleración de la aplicación de las medidas de protección ambiental y una mayor acción climática.

Destacan el papel de los derechos de acceso a la información, a la participación pública y el acceso a la justicia en asuntos ambientales y de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y de todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible como hojas de ruta fundamentales para alcanzar la recuperación transformadora y el desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe, asegurando que nadie se quede atrás.

Exhortan a todos los países signatarios del Acuerdo de Escazú que aún no lo han ratificado a que lo hagan a la brevedad, y a aquellos que no son signatarios ni Partes a que se adhieran lo antes posible.

Se necesitan más países dentro del Acuerdo para que sea un acuerdo robusto, donde haya una respuesta de conjunto a los problemas de la región.

Brechas:
La postura del Estado Boliviano que en un principio resto importancia a los acuerdos suscritos por los Estados parte. Al final flexibilizó su posición y el reglamento se aprobó, de manera favorable a la participación de la Sociedad Civil.
Fortalezas:
Por primera vez en la historia se considera la participación de la sociedad civil denominada como “publico” en este Acuerdo multilateral con el objetivo de vigilar las reglas del tratado.

“El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar. El Creador no nos abandona, nunca hizo marcha atrás en su proyecto de amor, no se arrepiente de habernos creado. ¡La humanidad aún posee la capacidad de colaborar para construir nuestra casa común! (LS 13)

Frases célebres escuchadas en la COP1
“O nos salvamos juntos, o nos hundimos por separado”
Gabriel Boric – Presidente de la República de Chile

“Siempre se ha buscado acallar la voz de los dirigentes indígenas. No queremos que se busque aislar las voces de quienes viven esa realidad de proteger la naturaleza día a día. Queremos que haya presencia del Estado y que asegure la vida de las personas”.

Óscar Daza, coordinador de derechos humanos y paz de la Organización de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana (OPIAC), organismo base de la COICA.