COMUNICADO

Ante el hecho de violencia suscitado en la Sacristía de la Iglesia de San Francisco de la ciudad de Santa Cruz en la noche del sábado 16 de abril de 2022, donde fue asesinado Fray Wilberth Daza OFM; la Red de Pastoral Social Caritas, expresamos nuestra indignación y preocupación por este hecho que nos enluta como parte de la Iglesia Católica en Bolivia.

La muerte violenta de cualquier persona es un hecho que nos interpela como sociedad y nos mueve a pensar en la clase de sociedad en la que nos estamos desenvolviendo diariamente, tal vez con ciertas violencias naturalizadas por la indiferencia y la ausencia de valores como la solidaridad y el respeto por la vida del prójimo.

Hemos levantado nuestra voz de protesta y denuncia ante la ola de feminicidios y violencia que azota a nuestro país y hoy tenemos que lamentar e indignarnos ante la muerte violenta de un sacerdote, que aparte de la simbología que representan, son personas que consuelan en el dolor, que se alegran con la gente y comparten su alegría, que defienden al pobre y que tratan de socorrer al necesitado de muchas maneras, de los que optan por estar cerca de la gente y se convierten en fuente de esperanza y en símbolo de la actitud de servicio a los demás.

Instamos a las autoridades respectivas que enmarcadas en el debido proceso, cumplan con su función de identificar a los responsables para que puedan responder por sus actos, siendo esta la única manera de que estos actos violentos no se tiñan con el manto de la impunidad.

Nos adherimos al dolor de la familia de la Orden Franciscana, por tan irreparable pérdida, estaremos en oración para que la familia del Padre Wilberth logre la resignación y la paz en sus corazones.

La Paz, 18 de Marzo de 2022