8 de Marzo: Día Internacional de la Mujer

Celebrado por las Naciones Unidas desde 1975 y proclamado por la Asamblea en 1977, el Día Internacional de la Mujer encuentra sus orígenes en las manifestaciones de las mujeres que, especialmente en Europa, reclamaban a comienzos del siglo XX el derecho al voto, mejores condiciones de trabajo y la igualdad entre los sexos.

Han transcurrido 45 años, desde esta proclamación que fue conseguida con la valentía y coraje de muchas mujeres que alzaron su voz ante la indiferencia y violencia de un mundo que sólo veía en ellas, a seres sin derechos.

El avance de las sociedades y el mundo, es posible gracias al aporte de las mujeres en diferentes ámbitos como el económico, el politico, el de la ciencia, el arte y especialmente en cuanto al trabajo no remunerado y escasamente reconocido, que lo desarrolla llevando adelante un hogar y la construcción de un futuro más sostenible para todos.

Pese a esto, la violencia hacia la mujer, se constituye en una marca lacerante de este siglo y una vergüenza de la humanidad, no en vano el Papa Francisco nos dice: “Herir a una mujer es ultrajar a Dios, que tomó la humanidad de una mujer, no de un ángel, sino de una mujer. Y como de una mujer, de la Iglesia mujer, toma la humanidad de los hijos”, significando con ello que la lucha contra esta violencia debe ser una corresponsabilidad de Estados y sociedades.

De esta manera la Pastoral Social Cáritas Bolivia, saluda a las mujeres bolivianas y les rinde su homenaje, comprometiéndose a trabajar día a día para contribuir a la erradicación de la violencia contra la mujer.

“¡Cuántas mujeres padecen el peso de la vida y el drama de la violencia! El Señor quiere que vivan libres y con plena dignidad” (Papa Francisco)