CARITAS BOLIVIA VISITA LA CARCEL DE PALMASOLA

Cáritas Bolivia mediante su Pastoral Carcelaria, visitó a mujeres de la Cárcel de Palmasola

 El viernes 22 de octubre, la Pastoral Carcelaria de Cáritas Bolivia, se hizo presente en la cárcel de Palmasola con ayuda humanitaria para 320 privadas de libertad y 30 niños/as del Pabellón Carcelario 2 de mujeres y de la guardería. Esta ayuda consistió en implementos de higiene personal, medicamentos y alimentos.

Entre los insumos de higiene personal se entregó: shampoo, papel higiénico, detergente y barbijos. Los barbijos fueron donados por el ACNUR. También, se entregó un botiquín médico con los siguientes contenidos: paracetamol, ibuprofeno, diclofenaco, yodo, agua oxigenada, vitamina C, micropore y antigripal LCH doloctirona. Y respecto a los alimentos, se repartieron alimentos de primera necesidad a cada privada de libertad: harina, arroz y azúcar.

En medio de esta crítica situación por la que cada una de estas mujeres atraviesa, la Pastoral Carcelaria llevó un mensaje de aliento, de esperanza y de fe. La mayoría de estas personas son madres de familia que mantienen a sus hijos produciendo recursos económicos desde su encierro y soportando la distancia que las separa con ellos. Es sorprendente el apoyo que las privadas de libertad reciben de las Hermanas Religiosas que dedican su servicio en el recinto penitenciario y del Padre Mario su capellán.

Conversando con el Director Departamental de Régimen Penitenciario, Tcnl. Luis Fernando Céspedes, salió a la luz la necesidad de obtener un acuerdo interinstitucional entre ambas partes, para poder coordinar de forma óptima actividades y acciones de la Pastoral Carcelaria, en beneficio de las privadas de libertad.

La cárcel de Palmasola tiene muchos ambientes y varios emprendimientos que han sido dados en su tiempo por la Pastoral Carcelaria de la Iglesia Católica, sin embargo, muchos de estos ambientes y emprendimientos se encuentran inactivos, por ello se vio la necesidad e importancia de reactivarlos. Estas mujeres son personas muy activas, emprendedoras y trabajadoras, es por esto que también primó la necesidad de ayudarlas a promocionar y promover sus productos.

Esta cárcel alberga a 5.625 personas privadas de libertad entre mujeres y varones, las cuales representan casi el 40% de toda la población carcelaria de Bolivia.

“Estuve en la cárcel y me viniste a ver…” (Mt. 25, 25)