La Pastoral Ecológica de Cáritas Bolivia llama a las autoridades a tomar acciones para cuidar la casa común

Conmemorando el Día Internacional de la Tierra, los voluntarios de la Pastoral Ecológica de Bolivia, se reunieron en Cochabamba del 23 al 25 de abril del presente año, para llevar a cabo un Encuentro Nacional denominado “Unidad, Amor y Solidaridad para el Cuidado de la Casa Común”.

 A dicho encuentro asistieron voluntarios de Tarija, Potosí, Oruro, Camiri, La Paz, Sucre y Trinidad. Los cuales analizaron los efectos del cambio climático y las problemáticas medio ambientales del país.

Después de analizar nuestra realidad bajo el contexto eclesial (teniendo de base las encíclicas Laudato Si y Fratelli Tutti) y bajo el contexto legal (desde la Constitución Política del Estado), la Pastoral Ecológica de Bolivia, llamó a las autoridades a tomar acciones en favor del cuidado de nuestra casa común. Así, las acciones que solicitan son:

  1. Realizar una política de Gestión Integral del agua.
  2. Mayor control a la actividad del extractivismo y actividad minera que contamina no solamente las fuentes de agua, sino el medio ambiente.
  3. Protección y conservación de las áreas protegidas y reservas forestales para mantener un equilibrio de los ecosistemas.
  4. Implementación de la Educación Ambiental en la currícula educativa, con énfasis en reciclar, reducir y reutilizar.
  5. Proteger el patrimonio arqueológico de las diversas regiones, evitando las concesiones para la explotación de recursos naturales.
  6. Apoyar a través de proyectos a iniciativas que protejan el medio ambiente.
  7. Respetar el marco legal ambiental boliviano, en observancia de los convenios internacionales.
  8. Garantizar la aplicación del Convenio de Escazú, que permitirá la transparencia de la información, la protección de los defensores ambientales y de la participación plena de la sociedad en el cuidado del medio ambiente.

Además, hicieron un llamado a la sociedad civil para que tomen conciencia sobre el cuidado de nuestra casa común, como un Don de Dios para la vida.

Del mismo modo, pedimos a los medios de comunicación que den visibilidad a este día en pro de la sensibilización global de la población, personas que sufren problemas auditivos y/o familiares de las mismas, quienes pueden dar un punto de vista personal y humano sobre el tema. Dejemos de contribuir con la contaminación acústica, ¡protejamos nuestros oídos, respetado los oídos de los demás!

Cuidar al mundo que nos rodea es cuidarnos a nosotros mismos. Pero necesitamos constituirnos en un “nosotros” (F.T. 17)