DÍA INTERNACIONAL CONTRA EL RUIDO

Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido: 1 de cada 5 personas vive con pérdida auditiva.

El ruido más allá de ser un sonido molestoso y no deseado, es un problema que afecta a nuestra salud y al medio ambiente.

En 1996, el Centro para la Audición y Comunicación (CHC) fundó el Día Internacional de la Concienciación sobre el Ruido, para crear conciencia sobre sus riesgos en el trastorno auditivo y su impacto en la salud.

Bocinazos producidos por el tráfico de vehículos, el sonido de aviones, ladridos de perros, música a alto volumen, sonidos fuertes de maquinarias, gritos, y demás ruidos a los que estamos expuestos día a día, son parte de la contaminación acústica, la cual perjudica considerablemente la audición, generando efectos nocivos en el ser humano, constituye un grave problema medioambiental y social. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que aproximadamente 120 millones de personas en el mundo tienen deficiencias auditivas por causa de la contaminación acústica.

Según la OMS, actualmente 1 de cada 5 personas en todo el mundo vive con pérdida auditiva, y para el 2050, se prevé que 1 de cada 4 personas tendrán problemas de audición. 1.500 millones de personas sufren pérdida auditiva, de las cuales al menos 430 millones requieren servicios de rehabilitación. Es probable que esta necesidad aumente a más de 700 millones para 2050. Casi el 80% de las personas con pérdida auditiva viven en países de ingresos bajos y medianos, donde comúnmente faltan servicios para el cuidado del oído y la audición.

Es necesaria la conciencia social e individual sobre prácticas saludables que cuiden nuestra audición. Por ello, Cáritas Bolivia te invita a procurar no generar ruidos molestos en tu entorno, como escuchar música y ver televisión a todo volumen; no realizar reparaciones u obras de envergadura en el hogar, sin proteger los oídos de las personas; al manejar no toques la bocina de tu vehículo de manera indiscriminada; usa un tono de voz adecuado al hablar y al participar en alguna reunión social; evita usar auriculares o úsalos a un volumen reducido; por último, una recomendación muy importante: comenta con tu familia y amigos sobre este tema tan relevante, para que tomen conciencia.

Del mismo modo, pedimos a los medios de comunicación que den visibilidad a este día en pro de la sensibilización global de la población, personas que sufren problemas auditivos y/o familiares de las mismas, quienes pueden dar un punto de vista personal y humano sobre el tema. Dejemos de contribuir con la contaminación acústica, ¡protejamos nuestros oídos, respetado los oídos de los demás!

Cuidar al mundo que nos rodea es cuidarnos a nosotros mismos. Pero necesitamos constituirnos en un “nosotros” (F.T. 17)