NUEVO ACUERDO DE COOPERACIÓN ENTRE CÁRITAS BOLIVIA Y LA OIM

PASTORAL SOCIAL CÁRITAS Y LA ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL PARA LAS MIGRACIONES OIM, FIRMARON UN ACUERDO PARA ASISTENCIA HUMANITARIA A MIGRANTES DURANTE EL PERIODO DE EMERGENCIA SANITARIA POR COVID.

20/09/20.-Continuando con su labor humanitaria para llegar a los más pobres y vulnerables de la sociedad, Pastoral Social Cáritas Bolivia firmó un acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con el objetivo de mitigar el fuerte impacto socioeconómico que tuvieron las medidas asumidas por los gobiernos de la región como producto de la pandemia del COVID19, las cuales afectaron significativamente las condiciones de vida en la población migrante.

La Pastoral Social Caritas Bolivia, brazo social de la Iglesia Católica, se identifica con los grupos de población que se encuentran en situación de alta vulnerabilidad como son los migrantes. Promueve acciones de solidaridad y acogida a quienes salieron de sus países en busca de días mejores. Porque “Cristo también fue migrante”.

Por su parte, la OIM es una organización intergubernamental fundada en 1951 y que se ocupa de las migraciones y la problemática que ellas traen consigo, su sede está en Ginebra y cuenta con oficinas locales en más de 100 países en todo el mundo, actualmente trabaja brindando ayuda humanitaria en el contexto de la pandemia del coronavirus que afectó a todo el planeta.

En este contexto, mediante un proyecto de asistencia humanitaria y cooperación mutua entre ambas entidades, se llegará a beneficiar con alimentos, kits de higiene para adultos y bebés, medicamentos y albergue, a aquellos migrantes de diferentes nacionalidades que al perder sus medios de sustento quedaron en situación de vulnerabilidad, sin recursos y en muchos casos desprotegidos y que actualmente se encuentran dispersos en diferentes departamentos de nuestro país.

Si bien la población beneficiaria estará compuesta por migrantes de diferentes nacionalidades, no se puede dejar de lado la realidad que se vive en Bolivia con la masiva migración de población venezolana, que con el objetivo de establecerse en este país o solo de paso, se constituye en una población numerosa y vulnerable, compuesta por familias con niños, personas de la tercera edad y personas que sufren alguna discapacidad, quienes dejaron su hogar, albergando la esperanza de encontrar mejores condiciones de vida que les permitan ayudar a quienes dejaron atrás.

Esperamos que este trabajo conjunto coadyuve a generar mejores condiciones de vida para una población que vive en condiciones precarias y que busca días mejores para sus vidas y las de sus familias.