Entrega de alimentos en la Cárcel de Chonchocoro

Se visitó la Cárcel de Chonchocoro llevando alimentos, medicamentos e insumos de higiene para 490 privados de libertad.

03/06/2020.- Pastoral Social Caritas Bolivia, institución de la Iglesia Católica, con vocación de servicio y como medida de apoyo a las consecuencias de la pandemia del COVID 19, llegó a la Carcel de San Pedro de Chonchocoro con alimentos e insumos de higiene para los privados de libertad.

Se pudo evidenciar que una de las cárceles de alta seguridad en el país, con importante cantidad de privados de libertad, pero al mismo tiempo muchas deficiencias en infraestructura, acceso a salud y servicio de higiene entre otras necesidades, no constituyen un lugar adecuado para que los privados de libertad cumplan una sentencia.

De acuerdo a los datos proporcionados por la Dirección General de Régimen Penitenciario este recinto carcelario alberga a 490 privados de libertad entre ellos la presencia adultos mayores, extranjeros y discapacitados.

La cárcel de alta seguridad de “San Pedro de Chonchocoro” está ubicada en la alta meseta andina, a más de 4.000 metros de altura sobre el nivel del mar, es un lugar inhóspito de permanente frío, el terreno es árido y no hay agua potable sino de pozo, por lo que llegar con la ayuda humanitaria a este recinto causo emoción y agradecimiento por parte de los privados de libertad, porque en medio de su realidad encontraron una palabra de aliento, de esperanza que les hace presente que no están olvidados y que las dificultades de distancia, de la pandemia del COVID 19, no han sido un obstáculo para ir al encuentro con ellos.

La Pastoral Social Caritas Bolivia, a través de su Pastoral Carcelaria, tiene una presencia en las cárceles de Bolivia por más de 30 años de servicio, constituyéndose en una respuesta a la Doctrina Social de la Iglesia en su compromiso de trabajar por el pobre.

En este tiempo de pandemia por el COVID-19, se ha llegado con alimentos de primera necesidad como ser arroz, fideo, azúcar, té, atún, huevos, etc. Asimismo se hizo entrega de un botiquín de medicamentos e insumos de higiene personal, para la atención de emergencias en salud. Este apoyo fue posible gracias al financiamiento de CAFOD.

“Porque tuve hambre, y me diste de comer; tuve sed, y me diste de beber; era forastero, y me acogiste; estaba desnudo, y me vestiste; enfermo, y me visitaste; en la cárcel, y viniste a verme.” Mt.25, 35-36