Entrega alimentos Damnificados de Llojeta

ENTREGA DE ALIMENTOS E INSUMOS DE HIGIENE RECOLECTADOS EN LA CAMPAÑA “ALIMENTEMOS LA ESPERANZA” A FAMILIAS VÍCTIMAS DEL DESLIZAMIENTO DE BAJO LLOJETA – LA PAZ

13/05/2020- Pastoral Social Cáritas Bolivia acudió a la solicitud de 10 familias que se encuentran viviendo en el campamento de la Cancha Fígaro desde hace poco más de un año cuando se produjo el deslizamiento en el sector Inmaculada Concepción de la zona Bajo LLojeta que afectó a 251 familias, de las cuales, algunas siguen ubicadas en el sector.

Como parte de la Campaña “Alimentemos la Esperanza” donde la población participó con aportes en los supermercados Ketal e Hipermaxi, se hizo posible la entrega, además de otras donaciones de personas particulares, a quienes también se agradece la confianza.

El delegado de este grupo que representa a 35 personas, se comunicó solicitando ayuda a través de un mensaje en la red social de Facebook, haciendo conocer sus necesidades y la precariedad en la que se encuentran, al igual que el riesgo sanitario que viven en estos momentos donde existe un alto nivel  de contagio de coronavirus.

Atentos al llamado Pastoral Social Cáritas Bolivia se apersonó a la zona e hizo presente alimentos básicos para la olla común con la que estas familias se alimentan y algunos insumos de higiene que puedan en cierto modo paliar las necesidades  de manera temporal.

Es de esta manera que las donaciones que la ciudadanía va depositando en los supermercados al hacer sus compras se van sumando en favor de quienes más lo necesitan y los pequeños aportes forman en conjunto grandes obras donde se ha beneficiado a niños, personas mayores y adultos jóvenes que frente a la cuarentena se encuentran sin la posibilidad de generar recursos para el sustento diario de sus familias.

“Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis;  estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.” “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer, o sediento, y te dimos de beber? “¿Y cuándo te vimos como forastero, y te recibimos, o desnudo, y te vestimos?  “En verdad os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos hermanos míos, aun a los más pequeños, a mí lo hicisteis.” (Mt. 25)